Sign in / Join

Kickstarter: ¿Quién dijo #Hype?

Vengo con menos tiempo pero más sabor

Kickstarter es una plataforma de crowdfunding en línea. ¿Esto qué quiere decir? Que una persona cualquiera puede venir y publicar su idea en el sitio, y dice que para llevarla a cabo necesita X cantidad de dinero. La gente ve la información que el creador ofrece de su idea, puede ser en forma de videos y/o imagenes.

Luego, el donante, decide dar una cantidad arbitraria para que el proyecto se lleve a cabo. Si se logra la meta, el dinero se transfiere al creador y se cobra a los donantes. En caso contrario nunca existe un cobro. Kickstarter se queda un porcentaje, así como la entidad que realiza los cobros a las tarjetas de crédito.

Para maximizar la posibilidad de éxito de su campaña, el creador puede utilizar tacticas como premios exclusivos de Kickstarter, que no podrán ser adquiridos cuando el juego llegue a retail. Ofrecer distintos premios dependiendo del rango de tu donación como dibujos, el juego en versión P&P, libros, arte en tamaño poster, etc.

También existe el concepto de “stretch goal” que se basa en rangos de dinero, después de la meta inicial. Ejemplo, $4,000USD de meta inicial y por cada $1,000USD extra el creador va agregando más cosas a lo que recibe cada donante, como más miniaturas, o piezas más grandes, o más personajes, mecánica para jugar solo, etc.

DSC_1272

Ahora bien, el concepto anterior es para todo tipo de proyectos no solo juegos de mesa. Como una ensalada de papas (que quería inicialmente $10USD) que termina con $55,000USD, o campañas que salen mal y el “creador” se gasta el dinero en otras cosas.

Kickstarter trae riesgos, sobretodo si la persona y/o empresa que pone la campaña es nueva en esto. Porque muchas veces los proyectos se atrasan o nunca se logran concretar debido a la inexperiencia de la persona y/o empresa para la administración de la producción de un juego a gran escala (Como me paso con Grow).

También hay empresas que usan el Kickstarter como pre-orden de sus juegos, o para tener reimpresiones. Como Keyflower) o Colosseum. Este tipo de campañas son de bajo riesgo porque son empresas establecidas que solo buscan imprimir lotes de juegos con una cantidad ya prevista. En lugar de imprimir X tratando de atinarle a la demanda del mercado.

DSC_1263

También existen empresas que básicamente nacieron/crecieron gracias a Kickstarter. Como es el caso de Cool Mini or Not, que simplemente siempre tiene éxito. También de Jamey Stegmaier, fundador de Stonemaier Games y que ha publicado juegos como Euphoria, Viticulture, Tuscany y Between Two Cities y próximamente Scythe (que espero con ansias).

También cabe mencionar que Jamey vende en la pagina de Stonemaier un libro para crear mejores campañas para Kickstarter.

La verdad, hay que buscar juegos que te gusten y parezca que van a tener suficiente hype (promoción) para llevarse a cabo. Yo normalmente me salto el video y voy a ver como se juega, que componentes tiene, si el estilo artistico me gusta.

Yo creo que Kickstarter trajo la “democratización” de la creación de juegos de mesa, por eso los juegos de mesa se han volcado a esta plataforma aunque sean empresas establecidas.

DSC_1271

El creador puede conseguir fondos para su juego sin necesidad de vender su idea a una empresa ya establecida (a menos que ya lo sea). Le permite medir el mercado, puede saber cuanto imprimir en el primer lote y proyectar para un segundo lote. También validar su idea, tal vez no era tan buena si no logra el funding necesario.

Los donadores sienten que tienen voz porque pueden dar dinero y sentir que un juego llego al mercado gracias a ellos. También en algunas ocaciones sus opiniones son escuchadas durante la campaña lo que permite conseguir stretch goals inventados por la comunidad.

En fin, sean parte de la comunidad (y como yo) pierdan sus quincenas apoyando proyectos. ¡Hasta la próxima!

DSC_1259